En medio de un ambiente de fiesta y gratitud, el alcalde de Pasto Pedro Vicente Obando Ordóñez hizo este viernes la entrega oficial de tres aulas y otro recinto para la parte administrativa, a la Institución Educativa Municipal del corregimiento de Gualmatán; obra en la que se invirtieron cerca de $200 millones que fueron priorizados a través del ejercicio participativo de Cabildos que lidera el mandatario local.

La rectora del plantel, Sandra Mora, reconoció el apoyo brindado por el alcalde para cristalizar este proyecto, cumpliendo así con las metas y propósitos trazados en el plan de Desarrollo Municipal ‘Pasto Educado Constructor de Paz’.
“El objetivo principal de nuestro alcalde fue cerrar brechas entre el sector urbano y rural y creo que fue logrado al cien por ciento. Hoy nuestro niños y niñas cuentan con un espacio digno para desarrollar el proceso de enseñanza-aprendizaje de la mejor manera”, expresó la rectora.

De otra parte, explicó que pese a las dificultades que han surgido en el desarrollo de las obras de infraestructura en la sede de Jongovito por parte del Fondo de Fomento de Infraestructura Educativa (FFIE), contratadas a nivel nacional, ya se cuenta con un avance del proyecto del 98%. “Tenemos entendido que este tema fue asumido por la dirección del FFIA para que se asignen nuevas empresas que culminarán los trabajos”, precisó.

Alex Ferney Maigual Botina, corregidor de Gualmatán, agradeció la gestión y el compromiso del alcalde Pedro Vicente Obando para sacar adelante estas obras que hace más de 10 años esperaba esta comunidad. “Con estas aulas se acaba el hacinamiento para los estudiantes. Todo nuestro agradecimiento al alcalde por su respaldo y voluntad”, añadió el corregidor.

Por su parte el mandatario local se mostró complacido por el sentido de pertenencia y apropiación demostrado por los estudiantes y docentes no solo por las obras, sino por el Plan de Desarrollo.

“Qué alegría ver tantas manifestaciones artísticas y de cariño por parte de esta comunidad educativa, que hoy por fin pudo estrenar las aulas y los muebles que también son nuevos. Qué orgullo decir que el Pasto Educado Constructor de Paz valió la pena y que ciertamente ayudó a cerrar las brechas entre el campo y la ciudad”, concluyó el alcalde.

indiferencia.jpg
Slider